Créalo Tu Mismo

Da Vida a tu Silla Vieja

Modifica la estructura de una silla vieja y dale un soplo de vida

Imprimir página

Es muy sencillo convertir muebles viejos en nuevos. Todo lo que necesitas es una pequeña lijadora y un poco de cera de abeja. Sigue nuestras sencillas instrucciones paso a paso para empezar. 

  1. Realiza todas las reparaciones necesarias en tu silla (las colas y aerosoles funcionan bien en la madera).

    Chair_1

  2. Lija las superficies de madera; empieza con un papel de lija de grano grueso para pasar luego a un papel más fino.

    Consejo Experto: Para un acabado más suave, empieza con una hoja de lijado gruesa y acaba con una hoja de lijado más fina.

    Chair_2

  3. Limpia las superficies con disolvente blanco.

    Chair_3

  4. Aplica una capa de cera de abeja, deja algo de tiempo para que se absorba y luego abrillanta. Repite este procedimiento 5/6 veces (más si es necesario para un brillo óptimo).

    Chair_4


  5. Retira la estructura interior del asiento y coloca la tela en la posición deseada.

     
    Chair_5

     


  6. Pon unas cuantas grapas provisionales para mantener sujeta la tela (asegúrate de que la trama del tejido se pueda cepillar desde atrás hacia delante).

    Chair_6

  7. Grapa la tela bajo la estructura del asiento y realiza los pliegues deseados en las esquinas del asiento, si fuera necesario. Corta el tejido sobrante en caso necesario (deja un espacio de 1,5 cm entre las grapas).


    Chair_7


  8. Vuelve a instalar la estructura del asiento en la silla.

    Chair_8

Da Vida a tu Silla Vieja