Diseña tu propia Mesa de Café

Diseña tu propia Mesa de Cafe

Cómo reciclar un palé para crear un mueble personal y funcional.

Imprimir página
  1. Un palé tal vez resulte demasiado grande para su salón y es posible que desee cortarlo para adaptarlo al espacio disponible. Para reducir el tamaño y mantener la resistencia del palé, córtelo por la mitad, de modo que el centro del palé sea el nuevo borde.

    1 

    Para mantener los bordes rectos y al mismo nivel, dibuje una línea transversal, siguiendo el perfil de la madera en el palé.

    2 

    Corta cada tablón por la línea que acabas de dibujar.

  2. Lija todos los bordes de los palés, así como la parte superior, para eliminar las posibles astillas y la suciedad.

    3 

  3. Después de realizar el mismo procedimiento en el segundo palé, atorníllalo al primero.

    Para que este “emparejamiento” se note lo menos posible, intenta atornillarlos diagonalmente cerca de las juntas.

    4 

  4. Fija cada rueda con tornillos grandes en los bloques, utilizando una arandela para cada una.

    Si los bloques de madera de las esquinas son demasiado pequeños, considera la posibilidad de fijar las ruedas a dos tablas de madera y atornillarlas después en el palé.

    5

  5. ¡Ahora es el momento de personalizarla!

    Esto lo harás en función de tu salón, tu estilo y tu gusto. Si deseas mantener un look minimalista y sin tratar, solo tendrás que barnizar la mesa.

    Si prefieres un toque de color, saca la cinta adhesiva y decide qué efecto de pintura deseas. Puedes pintar todo el conjunto o simplemente la parte superior, crear un diseño a rayas, etc. En este caso, hemos pintado solo los bordes, cubriendo todo menos los laterales.

    6 

  6. Píntala

    Aplica al menos 2 o 3 capas, ya que se trata de una mesa de café, que recibirá algunos golpes…

    7 

    Cuando se seque la pintura, retira la cinta.

    8 

    No te apresures; retira primero un trozo pequeño y asegúrate de que está completamente seco por todas partes, para evitar dañar la pintura. 
    Para proteger tus manos de cualquier astilla, así como la mesa de una mancha importante, barnízala.

    Existen distintos tipos de barnices. Puedes utilizar un barniz mate para exteriores, que proporcionará una gran resistencia al desgaste y al agua.

    9 

    Cuando esté completamente seca, por fin podrás disfrutar de una taza de café y poner los pies en alto (¡en tu nueva mesa de café!)

    Si tu salón es lo suficientemente grande, puedes fabricar una segunda mesa; quedan muy bien en grupos.

Diseña tu propia Mesa de Cafe